Rafagas Blog

16 abril, 2010

Hijos de la Logse

Filed under: Rafagas — Jose Luis P. Bustillo @ 20:43

Últimamente se están realizando encuentros a nivel Europeo, con objeto de prevenir el excesivo fracaso escolar que en España, con un 30% de abandono, mientras que la media europea: es un 18%.

Entre los asuntos que debaten destaca el aumento hasta el 40% de los niveles de matriculación en estudios superiores (situado en el 30% actualmente) “vinculado a preparar a los ciudadanos ante los cambios laborales que experimenta el mercado hoy en día y a colocar la formación en un lugar clave para salir de la crisis económica de forma estructural y sostenible”.

La LOGSE es una ley, sin embargo, que condena al pueblo, y precisamente al pueblo humilde y trabajador, a una ignorancia crasa. Perpetúa el clasismo, ampara los privilegios, hace el juego a las elites y a los sectores adinerados.

Hoy por hoy nos encontramos con unas aulas aborregadas y un analfabetismo general que no constituyen un buen ambiente para fomentar la democracia

En épocas anteriores (hablo de los años 60 y 70) el autoritarismo y la violencia de curas y profesores franquistas nos llenaban de sermones y retoricas fascistas, Hoy los jóvenes quizás no reciben tantos sermones pero hoy en día hay más fascismo implícito en un anuncio sexista de la TV o un mensaje subliminal violento de una película americana. Las comparaciones entre épocas tienen sus límites.

Las causas del fracaso educativo son múltiples y complejas, pero entre el consumismo feroz y la obsesión por las “nuevas tecnologías” (pizarras electrónicas, cañones de proyección, portátiles para cada alumno) fomentan la fobia a la teoría, a la disciplina conceptual, y subliman el culto a la imagen y la veneración por el juguete electrónico, toda estas causas han echado a perder ya a varias generaciones de adolescentes.

LA PEDAGOGÍA NO ES UNA CIENCIA oo hay una ciencia de la Pedagogía sino una determinada Filosofía de la Educación. La LOGSE abrió la puerta a los “expertos”, a los supuestos “Científicos” y “Tecnólogos de la Educación” que tanta ruina han traído. Con ellos ha venido la burocracia más infame.

Si comparamos los libros de texto de antes con los libros de la era LOGSE, sacamos la conclusión de que éstos se llenan de fotos enormes, a todo color, que distraen del texto y que guardan –muchas veces- una penosa conexión con el contenido escrito. Esto por no hablar de la moda de atiborrar a los estudiantes con coloristas “mapas conceptuales” y exhaustivas especificaciones de “contenidos”, “procedimientos”, “actitudes”, como si el libro del alumno fuera un manual para el profesor.

Afortunadamente también hay una minoría de alumnos excelentes, educados y con ganas de educarse. Hay chicos inquietos intelectualmente, preocupados por su propia educación. Son minoría, por desgracia. Su “supervivencia” en medio de un clima escolar deteriorado, donde falta autoridad, respeto y tranquilidad, es meritoria. Es como intentar aprender entre cabestros y rebuznos, y tienen que hacerlo con una tremenda dosis de esfuerzo, algo que con un ambiente normal de seriedad y respeto no seria necesario.

Es una tarea casi imposible y aunque los hay que lo logran otros acaban abandonaqndo los estudios ya que desgraciadamente muchas aulas tienen el clima de establos llenos de rebuznos y desorden.

. Para devolver el orden y la paz a las aulas hay que devolver la autoridad al profesor, permitiendo a este la capacidad de imponer sanciones inapelables. También habría que suprimir el cuerpo de Inspección y todas las demás figuras parasitarias que giran alrededor de los docentes directos, los que cara a cara tratan con los alumnos a diario (ejemplos de figuras parasitarias son: asesores de formación, liberados sindicales, orientadores, etc.). A todos ellos habría que devolverlos a la docencia y obligarles a conocer de primera mano cuáles son los verdaderos conflictos y problemáticas de la enseñanza.

También habría que devolver la autoridad a los profesores en los centros.(autoridad que no autoritarismo). Y la autoridad se aprende en casa y en el aula.

Da la triste sensación de que nuestro sistema educativo lo que pretende es mano de obra barata, poco culta y fácilmente manipulable, así como empeorar la escuela pública para beneficiar a la privada y a la concertada.

Inspirado en el magnifico articulo de Carlos X. Blanco

Al hilo de este tema, hace un tiempo recibí el siguiente e-mail:

Yo no soy víctima de la LOGSE. Tengo 50 años y he tenido la suerte de estudiar bajo unos planes educativos buenos, que primaban el esfuerzo y la formación de los alumnos por encima de las estadísticas de aprobados y de la propaganda política. En párvulos (así se llamaba entonces lo que hoy es “pre-escolar”, mire usted) empecé a estudiar con una cartilla que todavía recuerdo perfectamente: la A de “araña”, la E de “elefante”, la I de “iglesia” (sí, sí, de IGLESIA, ¿qué pasa? ¿se va a molestar algún árabe?), la O de “ojo” y la U de “uña”. Luego, cuando eras un poco más mayor, llegaba “El Parvulito”, un librito con poco más de 100 páginas y un montón de lecturas, no como ahora, que pagas por tres tomos llenos de dibujos que apenas traen texto. Eso sí, en el Parvulito, no había que colorear ninguna página, que para eso teníamos cuadernos.

En EGB estudiábamos Lengua Española, Matemáticas (las llamábamos “tracas” o “matracas”) Ciencias Naturales, Ciencias Sociales, Plástica (dibujo y trabajos manuales), Religión (¡!) y Educación Física. En 8º de EGB, si en un examen tenías una falta de ortografía del tipo de “b en vez de v” o cinco faltas de acentos, te suspendían.

En BUP, aunque yo era de Ciencias, estudié Historia de España (en 1º), Latín y Literatura (en 2º) y Filosofía (en 3º y en COU). Todavía me acuerdo de las declinaciones (la 1ª.: rosa, rosa, rosa, rosae, rosae, rosa en el singular; -ae, -ae, -as, -arum, -is, -is, en el plural; la segunda;-us, -e, -um, -i, -o, -o, en el singular; -i, -i -os, -orum, -is, -is, en el plural; no sigo que os aburro), de los verbos (poto, potas, potare, potabi, potatum, el verbo beber), de algunas traducciones (“lupus et agni in fluvi ripa aqua potaban; superior erat lupus longeque agni”: el lobo y el cordero bebían agua en el río; el lobo estaba arriba, lejos del cordero; “mihi amiticia cum domino erat”: yo era amigo del señor).

Leí El Quijote y el Lazarillo de Tormes; leí las “Coplas a la Muerte de su Padre” de Jorge Manrique, a Garcilaso, a Góngora, a Lope de Vega o a Espronceda…

Pero, sobre todo, aprendí a hablar y a escribir con corrección. Aprendí a amar nuestra lengua, nuestra historia y nuestra cultura. Aprendí que se dice “Presidente” y no Presidenta, aunque sea una mujer la que desempeñe el cargo.

Y… vamos con la Gramática.

En castellano existen los participios activos como derivado de los tiempos verbales. El participio activo del verbo atacar es “atacante”; el de salir es “saliente”; el de cantar es “cantante” y el de existir, “existente”. ¿Cuál es el del verbo ser? Es “el ente”, que significa “el que tiene entidad”, en definitiva “el que es”. Por ello, cuando queremos nombrar a la persona que denota capacidad de ejercer la acción que expresa el verbo, se añade a este la terminación “-nte”.

Así, al que preside, se le llama “presidente” y nunca “presidenta”, independientemente del género (masculino o femenino) del que realiza la acción.

De manera análoga, se dice “capilla ardiente”, no “ardienta”; se dice “estudiante”, no “estudianta”; se dice “independiente” y no “independienta”; “paciente”, no “pacienta”; “dirigente”, no dirigenta”; “residente”, no “residenta”.

Y ahora, la pregunta del millón: nuestros políticos y muchos periodistas (hombres y mujeres, que los hombres que ejercen el periodismo no son “periodistos”), ¿hacen mal uso de la lengua por motivos ideológicos o por

ignorancia de la Gramática de la Lengua Española? Creo que por las dos razones. Es más, creo que la ignorancia les lleva a aplicar patrones ideológicos y la misma aplicación automática de esos patrones ideológicos los hace más ignorantes (a ellos y a sus seguidores).

No me gustan las cadenas de correos electrónicos (suelo eliminarlas) pero, por una vez, os propongo que paséis el mensaje a vuestros amigos y conocidos, en la esperanza de que llegue finalmente a esos ignorantes semovientes (no “ignorantas semovientas”, aunque ocupen carteras ministeriales).

Lamento haber aguado la fiesta a un grupo de hombres que se habían asociado en defensa del género y que habían firmado un manifiesto.

Algunos de los firmantes eran: el dentisto, el poeto, el sindicalisto, el pediatro, el pianisto, el golfisto, el arreglisto, el funambulisto, el proyectisto, el turisto, el contratisto, el paisajisto, el taxisto, el artisto, el periodisto, el violinisto, el taxidermisto, el telefonisto, el masajisto, el gasisto, el trompetisto, el violinisto, el maquinisto, el electricisto, el oculisto, el policío del esquino y, sobre todo, ¡el machisto!


Anuncios

1 comentario »

  1. Completamente de acuerdo con el artículo.Actualmente cumplo el decimoséptimo año como profesor y creo firmemente que la vocación se acaba y más en los tiempos que corren, en los que ejercer la docencia es un deporte de riesgo, si no físico sí al menos psicológico.Cuando la principal causa de baja médica entre los docentes es la depresión malos tiempos corren para los otrora docentes y actualmente sufridores de un sistema ineficiente en el que se potencian derechos y libertades pero se cercena la cultura del trabajo y el esfuerzo. Actualmente nos encontramos inmersos en un sistema educativo en el que prima más el desarrollo integral de el alumno pero en el que se ha dejado en el camino ese concepto tan antiguo del trabajo.Hemos querido ser tan modernos que nos hemos olvidado de que el trabajo es necesario para conseguir los objetivos.Recuerdo que antiguamente, y no hablo de los años 30, sino del sistema educativo anterior, los hijos de la EGB y el BUP, había cierto nivel de exigencia.Con dos asignaturas suspensas podías pasar de curso, pero con un suspenso más debías repetir.Ahora encontramos que en muchas aulas hay alumnos con seis o siete asignaturas suspensas del curso anterior pero que bien por haber cumplido determinada edad o bien por haber repetido ya anteriormente ese curso han pasado al curso siguiente.Así que encontramos alumnos en muchas aulas con nivel de motivacióbn cero, con nivel de trabajo cero y cuya única función dentro del aula es boicotear las clases.Así pues profesores y el resto del alumnado se ven perjudicados por esos alumnos a los que el sistema ha permitido avanzar sin haber hecho nada para ello.¿Qué pasa al final con estos alumnos? Posiblemente vayan avanzando de curso pero finalmente no titularán.Obligados a estar escolarizados hasta los 16 años cuando ya con 12 decidieron que el colegio no era lo suyo.$ años boicoteando clases y poniendo a los profesores contra la pared, profesionales sin armas en sus manos para acabar con la situación, insultados, vejados…sin armas para establecer la disciplina necesaria dentro de un aula.Pues bien, cuando yo estudiaba EGB no existía esto, los profesores tenían autoridad y los padres, haciendo a estos depositarios de la educación de sus hijos apoyaban sus decisiones.Los profesores estamos ahora solos.Ni la administración nos apoya, ni esa vieja figura llamada inspector (actualmente , ante cualquier problema, siempre darán la razón a los padres en sus cuitas con los profesores), ni los padres, ni los alumnos.Educar es algo difícil si los padres no te apoyan.No puedes educar a su hijo sin disciplina y esa disciplina tampoco lo conocen en casa.Todo son derechos.Ninguna obligación. Vamos muy mal. Espero y creo que finalmente que así será, esto estallará, y llegará un momneto en el que veamos que el esfuerzo y el trabajo deben de ser premiados, que el fracaso escolar debe combatirse cambiando el actual sistema y volviendo a dar armas a los profesores para luchar contra la apatía y abulia de los alumnos.Pero claro, las cosas también deberían de cambiar en los hogares.La educación es trabajo de todos, y los niños de hoy serán los hombres de mañana .Merece la pena el esfuerzo ¿o no?

    Comentario por antonio — 17 abril, 2010 @ 21:02 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: